Sevilla 954 62 67 06 | Bormujos 954 04 36 20 | Espartinas 954 22 13 00 | La Palma del Condado 959 66 36 46 |

 Las ventajas de la ortodoncia invisible sobre los brackets son muy numerosas

En muchas ocasiones las ortodoncias son aparatosas y poco discretas. A pesar de ello, son muy útiles, puesto que arreglan graves problemas dentales tales como los dientes torcidos, que afectan directamente a nuestra apariencia física. Por suerte la tecnología avanza, y la odontología también. Actualmente existe la ortodoncia invisible, una alternativa válida a los tratamientos de ortodoncia convencionales. 

En muchos casos podremos librarnos de tener que llevar brackets metálicos, que aunque cumplen de sobra su función, no resultan estéticos. La ortodoncia invisible puede solucionar problemas de sobremordida, apiñamiento, o casos de diastemas (dientes separados). 

Este tipo de ortodoncia logra su discreción gracias a que consta de retenedores transparentes. Estos retenedores tienen la dimensión de tus dientes, por lo que encajan a la perfección. 

 

Ventajas de la ortodoncia invisible

  • Estética. Como su propio nombre indica, es invisible por estar fabricada en materiales transparentes, por lo que su uso no se nota a simple vista.
  • Higiene. Otra gran ventaja de estas ortodoncias es que te la puedes quitar. Gracias a este factor ganamos en limpieza. Como tenemos que quitárnosla para comer, para no dañarla, y para cepillarnos los dientes, hace que sea más fácil mantener una buena higiene bucodental.
  • Comodidad. La ortodoncia invisible corrige tus dientes de forma más suave que los brackets, por lo que los vuelve un tipo de ortodoncia mucho más cómoda. 
  • Duración. Los tratamientos de ortodoncia invisible pueden reducir el tiempo de tratamiento de 6 a 18 meses. Por supuesto, se reduce el tiempo pero se logra el mismo éxito en los resultados. 
  • Adiós úlceras. Al comienzo de los tratamientos con brackets es posible que aparezcan úlceras en la boca debido al roce constante del aparato con la boca. Esto es algo que no te pasará con la ortodoncia invisible, porque está diseñada con las medidas de la boca de quien le vaya a hacer uso.

 

Proceso para comenzar el tratamiento 

Los problemas que trata la ortodoncia son muy variados, pero por desgracia no todos tienen solución mediante la ortodoncia invisible. Lo mejor es acudir a una revisión con alguno de nuestros especialistas en ortodoncia. Así podrán valorar si el tratamiento es apto para tí. Puedes pedir cita en cualquiera de las clínicas de Clínica Dental Queraltó siguiendo el siguiente enlace.

En el caso de que nuestro problema dental tenga solución mediante la ortodoncia invisible, se usará nuestra boca como modelo para fabricarla. Esto se hace mediante un software 3D. Se planea el movimiento de nuestros dientes, desde la posición inicial hasta la deseada. Así es como se obtiene nuestro tratamiento personalizado. 

De este proceso surgen nuestros alineadores transparentes; en esencia, nuestro aparato de dientes hecho a medida. Conseguiremos el enderezamiento progresivo de nuestros dientes gracias a los cambios progresivos de los alineadores. Estos cambios se realizan aproximadamente cada dos semanas. En total el tratamiento dura de media de 9 a 18 meses, aunque cada caso es un mundo, así que el tiempo estimado es difícil de calcular. 

 

Preguntas frecuentes sobre la ortodoncia invisible 

  • ¿A partir de qué edad se puede usar la ortodoncia invisible?

Al igual que los tratamientos de ortodoncia tradicional, la edad recomendada para empezar a usarlo es entre los 10 y los 12 años. Nunca se recomienda que se haga antes, puesto que los dientes del niño todavía se están desarrollando y colocando en su posición original. Respetando esta norma, cualquier persona puede empezar un tratamiento de ortodoncia invisible. Si quieres saber sobre las ortodoncias infantiles, pincha aquí.

  • ¿Tengo que llevar la ortodoncia invisible para dormir?

Sí, es preferible que se use la ortodoncia para dormir. Lo ideal es que llevemos la ortodoncia invisible una media de 22 horas al día, para poder garantizar sus resultados. Podemos quitárnosla para comer y para cepillarnos los dientes, pero solo con el objetivo de tener una mejor higiene tanto en nuestra boca como en la ortodoncia. 

  • ¿Puedo cambiar mi tratamientos de brackets por uno invisible?

Sí, es posible. Pero esta decisión la debe tomar un ortodoncista.

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”., pinche el enlace para mayor información.Politica de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies